Es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo (Aristóteles)


es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo

No hay nada que envejezca tan pronto como el recuerdo del beneficio


Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito


Aquellos que educan bien a los niños merecen recibir más honores que sus propios padres, porque aquellos solo les dieron vida, estos el arte de vivir bien


Compartir...